¿Qué es la tendinitis de mano?

La tendinitis de mano es la inflamación de un tendón que provoca un dolor y aumento de sensibilidad en la articulación. Se produce generalmente por un sobreesfuerzo de la articulación o por una torcedura.

Los tendones pueden inflamarse debido a la realización repetida de una misma acción que produzca algún tipo de sobreesfuerzo o fricción en la zona.

¿Qué causas provoca la tendinitis de mano?

El principal motivo de la tendinitis de mano es la sobrecarga muscular o una lesión que provoque una un esfuerzo en la zona.

Suele producirse a causa de un movimiento repetitivo ya sea por cuestiones de trabajo o deportivas, ya que esto causa que algunos músculos se desarrollen más que otros y que los tendones se debiliten a causa de la constante tensión.

Sin embargo hay otras causas naturales que provocan este problema, como puede ser la edad ya que el envejecimiento van perdiendo elasticidad los tendones.

¿Qué síntomas tiene la tendinitis de mano?

Los principales síntomas de la tendinitis de mano son:

  • Dolor y sensibilidad en la movilización del tendón.
  • La intensificación e incremento del malestar y el dolor con el movimiento.
  • Entumecimiento y hormigueo.

¿Qué tratamiento hay para la tendinitis de mano?

El tratamiento de tendinitis de mano se basa principalmente en reducir el dolor y la inflamación, por ello para empezar es importante inmovilizar con férulas o yeso la zona afectada.

También se administran antiinflamatorios y es recomendable la aplicación de frío y calor en la zona para reducir la inflamación. Y tras el período de reposo, se aconseja realizarse masajes con hielo y acudir a fisioterapia.

La función principal de este tratamiento para la tendinitis de mano es bajar la inflamación del tendón relajándolo y ayudando a su recuperación.

La cirugía no forma parte de este tratamiento, aunque en los casos más graves es necesaria para retirar tejido calcificado que comprime el tendón.