El peeling químico consiste en la aplicación de un producto químico sobre la piel, a través de cuya acción se produce una descamación (peeling). Esta acción guarda relación con la composición y la concentración del producto/s utilizado/s, la forma de aplicación y el tiempo de contacto con la superficie cutánea, el tipo de piel, etc. La intensidad puede ser desde una descamación imperceptible a un recambio epidérmico completo.

De esta manera se consigue desde una simple exfoliación hasta una renovación cutánea global, con atenuación o desaparición de lesiones y defectos cutáneos, y recuperación de un color y textura mejores y como consecuencia del natural proceso reparados subsiguiente, una mejora del tono cutáneo.

peeling01peeling02