Tiritas: El apósito cumple 60 años tapando heridas

Tirita

Las tiritas, que se comercializan en todo el mundo, fueron creados por una empresa catalana en 1954

TiritrasLas hay de muchas marcas comerciales, pero las populares “Tiritas”, que dan el nombre genérico a estos apósitos, cumplen 60 años desde que en 1954 las lanzara al mercado como marca registrada Laboratorios Unitex de Mataró (Barcelona), empresa que en 1988 fue adquirida por la multinacional Hartmann.

¿Quién no se ha puesto nunca una tirita?Probablemente, las tiritas forman parte de los primeros recuerdos de infancia, asociados a dolor y algún reguero de sangre, a escozor y soplidos de mamá o papá para aliviar la desinfección antes de colocarla sobre la herida que, con aquel apósito de tela, ya parecía cicatrizada.

Probablemente, pocos inventos de nuestra historia han conseguido tantas curas instantáneas como las tiritas.

Según Michael Jospe, profesor de la California School of Professional Psychology y autor de ‘The Placebo Effect in Healing’, “aunque no haya ninguna razón médica que lo justifique, las tiritas tienen un efecto placebo mayor cuando presentan diseños con dibujos”.

Por eso, la empresa que ahora fabrica estos populares apósitos ha decidido celebrar su 60 cumpleaños incorporando el popular gato televisivo Doraemon al diseño de las tiritas.

Imprescindibles en cualquier botiquín doméstico, las tiritas han evolucionado con los tiempos, pero siguen siendo las que “mis abuelos usaban con mi madre, las que mi madre usaba conmigo y las que toda la familia usamos con nuestros hijos ahora”, ha comentado Marc Pérez Pey, director general de Hartmann España.

El éxito de estos apósitos de tela se debe también, según Pérez, “a su buena adhesión sin pegarse a la herida y a que deja transpirar la piel”.

Además, la buena elección del nombre de la marca, reconocido por la Real Academia Española como genérico desde 1984, hace que se defina popularmente como tirita, que es un nombre registrado, cualquier tira adhesiva con un apósito.

Actualmente se fabrican en España 600 millones de unidades de tiritas para abastecer al mercado nacional e internacional, y la fábrica española es el centro de competencia mundial, innovación y desarrollo de Hartmann.

En sus 60 años de historia, las tiritas se han hecho tan populares que hasta el MoMA de Nueva York las incluyó en la exposición ‘Made for living: objects of design’, dedicada a objetos cotidianos con un diseño revolucionario.

La primera vez que se combinó el esparadrapo, gasa y desinfectante fue en 1920, cuando Earle Dickson utilizó esta combinación para curar las heridas que acostumbraba a hacerse su mujer en la cocina.

En 1934, los Laboratorios Unitex de Mataró incorporaron al mercado nacional las primeras tiras de esparadrapo con compresa bajo la marca “spárapractic Unitex”, antecesor de las Tiritas, que aparecieron bajo esta denominación en 1954 como marca registrada de la empresa mataronesa. Dos años más tarde aparecieron las primeras Tiritas ilustradas con motivos infantiles.

En 1963 los astronautas de la nave Mercury se las llevaron al espacio; en 1984 la Real Academia de la Lengua Española incluyó la palabra tirita en el diccionario; en 1988 la empresa alemana Hartmann adquirió Laboratorios Unitex; y en 1995 adquirieron los terrenos de la sede central de Grupo Hartmann en Mataró (Barcelona), desde donde se distribuyen en más de 50 países.

FUENTE: La Opinión de la Coruña

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *