Grifols hace bingo con su test del Zika: EEUU lo comprará de forma masiva

grifols

La carrera iniciada por las autoridades sanitarias de EEUU para evitar que el virus Zika se propague en su país puede terminar por hacer de oro a la compañía española Grifols. La firma catalana es uno de los dos únicos proveedores -el otro es la suiza Roche- seleccionados por el Gobierno estadounidense para utilizar un test capaz de encontrar rastros de este virus -causado por la picadura de un mosquito- en los análisis de sangre. Y de sangre saben mucho en Grifols.

La farmacéutica catalana ya recibió la aprobación de su test de detección -denominado Procleix Zika Virus- el pasado mes de octubre, como adelantó este periódico, pero la semana pasada a los despachos de Grifols en Barcelona llegó la noticia esperada. Las autoridades sanitarias de EEUU han decidido modificar el protocolo de actuación frente al virus Zika -que hasta ahora sólo recomendaba analizar las donaciones de sangre calificadas como sospechosas- y, a partir de ahora, será obligatorio realizar este test de detección a todas las donaciones de sangre que se produzcan en el país.

Mercado potencial de 100 millones

Y aquí es donde Grifols puede hacer caja. Se estima que al año se realizan en EEUU hasta 13,5 millones de donaciones de sangre y la firma catalana cobra -según una información publicada recientemente en el New York Times– entre 6 y 10 dólares (entre 5,5 euros y 9,5 euros al cambio actual). Es decir se le abre un mercado potencial de más de 100 millones de euros a repartir, de momento, entre Grifols y Roche.

Además, el coste de la sangre que suministra Grifols a los hospitales también ha subido debido a estas pruebas previas. Según un estudio, citado por este diario, los hospitales de EEUU pagaron una media de 200 euros por una unidad de glóbulos rojos de la sangre, después de haber pasado por la detección de patógenos como el Zika. Y es que los bancos de sangre de EEUU contratan a menudo a laboratorios para que realicen los exámenes a las donaciones para asegurarse de que están libres de Zika y este coste se lo repercuten luego a los hospitales.

Hasta ahora, según los datos del New York Times, la firma suiza le lleva algo de terreno a la compañía española. Roche ha realizado hasta la fecha unas 475.000 pruebas de detección del Zika en donaciones de sangre en los últimos seis meses, de las aproximadamente unas 25 dieron inicialmente un resultado positivo para el virus. Mientras, Grifols habría realizado hasta la fecha unas 348.000 pruebas, de las 14 dieron un resultado positivo frente al virus.

Según las autoridades sanitarias de EEUU, el cribado universal de las donaciones ha sido necesario para evitar la transmisión del virus Zika en sangre donada particularmente a mujeres embarazadas. “Si están expuestos al virus en el útero, los fetos pueden tener daño cerebral, problemas visuales y articulares”, advirtieron.

Fuente: www.eleconomista.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *