Cómo protegerse de las alergias de Primavera y Verano

Alergia-primaveral

La alergia es una tendencia a reaccionar del Sistema Inmunitario frente a sustancias inhaladas, contactadas, ingeridas o inyectadas. Esta respuesta del sistema defensivo corporal es una reacción a lo que se considera un ataque, llegando en ocasiones a ser una manifestación exagerada.

Estas sustancias, que en la mayoría de las personas no motivan respuesta alguna, ponen en marcha una descarga defensiva que se caracteriza por síntomas tales como la Rinitis, Faringitis, Conjuntivitis, Dermatitis, Urticaria, Asma, etc.

Las sustancias que provocan esta reacción se denominan alergenos y los más comunes son:

  • Ácaros del polvo
  • Polen de plantas y árboles
  • Pelo y piel de algunos animales
  • Hongos
  • Picaduras de algunos insectos
  • Algunos alimentos
  • Algunos medicamentos

En la mayoría de los casos los síntomas provocados son fácilmente sobrellevables, pero en algunas situaciones especiales las reacciones pueden llegar a poner la vida del alérgico en peligro, pudiendo provocar incluso paradas cardio-respiratorias de consecuencias fatales. Estas situaciones de peligro para la vida se denominan reacciones anafilácticas.

Entre las medidas de tratamiento de este padecimiento se incluyen todas aquellas que minimicen las consecuencias de la reacción defensiva inmunitaria.

Y así, desde la modificación de los hábitos de vida, dieta y costumbres, hasta el empleo de Fármacos, Vacunas, Acupuntura, Homeopatía, Naturopatía, todas las opciones han de ser indicadas de forma personalizada.

Si es Vd. alérgico al polen le recomendamos las siguientes indicaciones:

Evite:

  • Salir los días de viento y los de mayor concentración polínica.
  • Cortar el césped o situarse cerca de césped recien-cortado.
  • Tender sus prendas en el exterior los días de altos niveles de polinización.
  • Realizar actividades deportivas antes de las 10:00 de la mañana. Si las realiza por la tarde, se recomienda a partir de las 10:00 de la noche.

Procure:

  • Mantener las ventanas cerradas el mayor tiempo posible, incluidas la de su automóvil.
  • Visitar zonas libres de pólenes (playa/mar).
  • Seguir los recuentos de pólenes.
  • Utilice gafas de sol en el exterior

Sobre todo: no olvide tomar la medicación prescrita por su especialista para su alergia

Si es Vd. alérgico a ácaros del polvo doméstico le realizamos las siguientes indicaciones:

Evite:

  • Alfombras, peluches, tapices, libros o todo aquello que tienda a acumular polvo en su dormitorio.
  • Olores fuertes procedentes de productos químicos, sprays, colonias y champús muy perfumados.
  • Los cambios bruscos de temperatura.
  • Estufas de gas cercanas al alérgico.
  • Animales domésticos.
  • Utilizar ropa almacenada durante largo tiempo. Debe ser lavada aún estando limpia.

Procure:

  • Tener un dormitorio individual y bien ventilado.
  • Utilizar colchas, sábanas y pijamas de fibra sintética.
  • Cambiar frecuentemente la ropa de cama y lavarla a 55º-60º C.
  • Utilizar fundas para la almohada y para su colchón anti-ácaros.
  • Limpiar el dormitorio por la mañana, con la ventana abierta. Cuando terminen, cierre ventanas y puerta y procure no entrar hasta el momento de acostarse.
  • En casas no habitadas habitualmente no entre hasta que no se haya ventilado durante un largo tiempo.

Sobre todo: no olvide tomar la medicación prescrita por su especialista para su alergia

Fuente: www.clinicaandaluciasalud.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *